¿Qué es el B2C en el Canal Tradicional?

Antes de iniciar cualquier tipo de conversación debemos definir que es el Canal Tradicional y que es un modelo B2C. 

El Canal Tradicional está constituido por pequeñas empresas que venden productos de consumo masivo a clientes finales. Estas empresas en su mayoría son los puestos de mercado, tiendas de barrio y los quioscos que vemos en la calle en algunas esquinas.  El Modelo B2C está asociado a un modelo de negocio de ventas directas a consumidores finales sin la intervención de intermediarios entre ambos.

Como podemos ver, estos dos términos están vinculados de una forma muy estrecha ya que el Canal Tradicional realiza ventas directas a sus consumidores finales. Estos consumidores finales no son compañías sino personas como nosotros. Es por ese motivo, basado en ambas definiciones, que el Canal Tradicional hacia el consumidor final trabaja en un modelo B2C puro.

Se habrán dado cuenta de mi última frase; Modelo B2C puro. Durante el estudio de mercado que realizamos llegamos a la conclusión que en este segmento existen dos tipos de B2C; el Puro y el Encubierto.

Por un lado, un Modelo B2C Puro en el Canal Tradicional por medio del uso de tecnología es difícil de lograr, pero no imposible. Los jugadores en este modelo de negocio son los mismos puntos de venta, los cuales en muchas ocasiones no tienen un nivel tecnológico adecuado, no poseen wifi, no pueden controlarse adecuadamente causando que pedidos realizados a través de este modelo muchas veces no puedan llegar a ser entregados o no son entregados de forma adecuada. El no entregar los pedidos perjudica tanto al punto de venta como el consumidor final.

Por otro lado, un Modelo B2C Encubierto coloca a un intermediario tecnológico entre el consumidor final y el punto de venta creando un sub-B2C entre el consumidor final y este intermediario y un B2B entre el mismo intermediario y el punto de venta. En este nuevo modelo el intermediario tecnológico tiene casi un control completo de la transacción, sin embargo, este modelo tiene pros y contras como el mismo Modelo B2C Puro.

Pro y Contras entre ambos Modelos y Tecnología

Un Modelo B2C Puro tiene un poco de todo. Como dije anteriormente, los puntos de venta en ocasiones no tienen un nivel tecnológico adecuado, no poseen wifi, no pueden controlarse adecuadamente, los empresarios minoristas tienen que ser adecuadamente entrenados, el tiempo que toma entrenarlos. Sin embargo, existen muchos pros; por ejemplo, el costo de los productos no sube ya que el número de manipulaciones el producto es mínimo, las nuevas generaciones de estos empresarios poseen teléfonos móviles los cuales permiten una integración entre ellos, se ha verificado que con el uso de esta tecnología las ganancias que pueden recibir estos empresarios incrementan.

Un Modelo B2C Encubierto también tiene mucho que ofrecer. Los intermediarios tecnológicos pueden controlar los pedidos y precios de los productos ofrecidos de una forma estándar, pueden ofrecer distintas modalidades de pago, la entrega de los productos se realizan a través de su propio personal. Sin embargo, el costo de los productos ofrecidos es mayor al de un Modelo B2C Puro ya que pasa por varias manos antes de ser entregado al consumidor final, la entrega a domicilio tiene un costo adicional y lo más importante, los puntos de venta no reciben ningún tipo de capacitación y estos mismos puntos de venta no incrementan sus ventas o márgenes de venta.

En Conclusión

Lo aprendido en todo este tiempo nos permite concluir que un Modelo B2C Puro en el Canal Tradicional es tan bueno como un Modelo B2C Encubierto  en este mismo canal siempre y cuando la tecnología es utilizada para una mejora social. Es decir, el punto de venta debe tener una ganancia tanto en el conocimiento tecnológico como en el incremento de ventas que les permita sobrevivir, de lo contrario el Modelo B2C Encubierto podría convertirse en una herramienta tecnológica contraproducente que podría hasta eliminar el Canal Tradicional.

Categories: Blog